viernes, 26 de abril de 2013

LUNA DE ABRIL

Sentí la luna cada vez mas cerca,
Y tu corazón cada vez mas lejos,
Sentí
la luna cada vez mas mía
Y tu beso enajenado y escaso,
Sentí la luna
parlotear sobre mi frente
Y tu seno tibio ido a otra boca,
Sentí la luna brillante y osada/
Arrojarme la eterna vía láctea de su leche
Y tu, 
lux mortecina, pálida, apenas perceptible. 

Apago la noche y enciendo
la lámpara de mis insomnios
Dejo morirme en la mas dulce de las agonías
Y con los ojos terriblemente abiertos
Como dos lunas.

sábado, 9 de marzo de 2013

EL FLACO INOLVIDABLE

http://www.spinettacual.com.ar/images/ima2.jpg

No suelo dar a conocer mis poemas corregidos. En general no publico nada que no sea para mis amigos más dilectos, pero el 8 de febrero se cumplió un año de la partida del flaco, y yo podrido con el trabajo entre otros menesteres, que no me dio tiempo de revisar este poema prometido a mi buen amigo Juan Carlos Cárdenas Candiotti, eximio músico y también fanático de Spinetta.  Aquí che Juanquita, ahora convertirlo en música. Deuda cumplida.

Lucho


DIOSES MORTALES,  HOMBRES ETERNOS 
(Para Luis Alberto Spinetta)


Acaso te rendiste ante las zancadillas que el destino,
Entre las puertas y al pie de las escaleras,
Se apresuró en trabarte?

Acaso tú flamígera bandera ha sido atrapada,
En medio del fuego cruzado de la vida,
Desde el lugar desde el cual disparas rosas a mansalva?.

Acaso has dejado a un caer tu guitarra o tus manos,
Donde yacen los cadáveres de los días,
Rendida en batallas donde no se hacen prisioneros?.

Dónde quedaron los cuerpos inmanentes
Que flotaban en la lava volcánica
Erupciones que ocultan cien días sin sol?

Allí está el infortunio
En medio de una pila de naipes desgastados por el azar
Colillas quemadas a medio fumar
Y sonrientes botellas arrojadas por la pleamar.

Dioses mortales, finitos, etéreos
Prisma opaco que no refracta la música de las esferas,
Hombres eternos, arena suspendida en el tiempo,
Escultura en piedra, grabado que repuja las estrías de mi corazón.

Dónde puedo hacer de tu voz
La singular colación de todos los astros,
Dónde he de encontrarte otra vez?.

Luis,
Luis Alberto,
Luis Alberto Spinetta,
Te marchaste,
Con tus lentes invictos y una partitura inconclusa,
Alineadas tus guitarras te tributan su último acorde
De fiesta y luto.

Adiós genio,
Adiós,
Silente el eco de tu voz,
Te vas solitario y feliz,
Taumaturgo del dolor,
Rasgando tus cuerdas,
Llévate dos rosas y una sinfonía de Piazzolla
Y en medio de todo,
El corazón de un pibe pobre
Que ha tatuado en sus oídos
Tus obras completas.

Adiós flaco, desnúdate totalmente de blanco, pinta tu alma de púrpura,
Sé mi fantasma,
Pero antes cántame de nuevo tu canción favorita,
Déjame tu póster de feria, tus gafas de miope, tus cuerdas rotas,
Adiós, camina despacio, y no corras en el coche
No te apures,
Pues nada podrá la noche
Frente el fulgor de tu estrella
Que mortecina y azul
Todavía nos alumbra.